Colores y Espacios

Los colores en el diseño industrial

 

Los colores, y sus distintas combinaciones pueden producir o generar algún tipo de reacción en nosotros, el acabado de los espacios  y superficies; pueden llevarnos del amor al odio, de lo moderno a lo anticuado, de la elegancia a la sencillez y así mismo hacernos creer que un espacio es más alto, ancho, bajo, cálido o estéril con sólo “habitar” el lugar en el que estamos.

SIGNIFICADO DE LOS COLORES Y COMO USARLOS EN EL DISEÑO DE INTERIORES

Lo interesante es que cuando realizamos combinaciones adecuadas, nuestra actividad sensorial genera preferencias, o actitudes de rechazo hacia un espacio o producto, y lo ideal es que todas estas reacciones estén estudiadas por nosotros, y no que nos tomen por sorpresa en el diseño de interiores.

Un mismo color puede provocar efectos distintos dependiendo del medio en el cual se desempeña, por ejemplo el verde puede transmitir salud o toxicidad, el rojo puede ser sensual o brutal, el azul puede ser tranquilo o asfixiante.

De la misma manera debemos tener en cuenta el Acorde Cromático, es decir, como los colores se desempeñan en conjunto, siendo conscientes de sus características individuales.

Los colores generan diferentes influencias en las personas, y su recepción a través del sistema visual provoca emociones o sensaciones, al igual que el oído al escuchar música, influencian el hecho que surjan o ahonden sentimientos tan diferentes como la tristeza o la alegría, la calma o la agresividad, la agitación, es por esto que pensar cuidadosamente los colores que revestirán nuestras superficies y paredes es de vital importancia para mantener la energía acorde a lo que queremos transmitir.

Los colores se clasifican en primarios (amarillo, azul y rojo), secundarios (verde, naranja y violeta) y mezclas subordinadas (rosa, gris, marrón…), y se reúnen en dos grandes grupos, CALIDOS y FRIOS, todos tienen propiedades físicas diferentes que le confieren características únicas, y aunque hay una seria discusión sobre si el blanco y negro se deben considerar colores, lo cierto es que tienen un efecto importante y muy diferente en nuestra percepción. 

CÁLIDOS:

Son colores que se adelantan, que dan la sensación de acercarse a la persona y anteponerse a los otros colores u objeto, por estar razón hace que los espacios parezcan más pequeños, y así mismo tienen un efecto estimulante, son colores vitales, activos, energízameles y alegres.

Cuando los usamos en las habitaciones, nos dan la sensación de altura en los techos y adicional a esto nos hace sentir los muebles un poco más grandes y voluminosos, nos da la sensación de calidez e intimidad.

Rojo, es el color de la atracción, asociado a la calidez y al positivismo, vitalidad y acción. Es la representación del fuego interior y puede transmitirnos mucha calidez en el espacio, por el lado negativo, es un color agresivo, irritante, violento y dominante, por tal motivo es de gran importancia que sea usando con moderación y cuidado, en pequeños detalles, rebajado con un poco de blanco o en sus gamas más oscuras. Dentro de sus aplicaciones más destacadas son los restaurantes ya que logra hacer que la gente coma más, en los artículos personales otorga sensualidad y en el diseño de baños modernos se usa para dar calidez sin abusar de él. No es recomendado usarlo en espacios laborales o hábitats a menos que se use en pequeños apliques.

Amarillo, es un color brillante y energético, es el que el ojo percibe con mayor rapidez, simboliza alegría. Se recomienda usar en presentaciones de propuestas positivas,  en elementos de seguridad, señalización de espacios y seguridad industrial. En conjunto disimula el color rojo y absorbe el frío del azul. Tiene muy buen desempeño en los lugares que tienen poca luz natural.

Naranja, Simboliza energía, tiene un efecto estimulante en el ser humano y levanta el ánimo. Es ideal para ser usado en accesorios, potenciar productos, es espontaneo y jovial. Excitante como el rojo, es mejor no usarlo en grandes áreas en el hogar, cuidar los detalles y analizar sus gamas de color, en los revestimientos de paredes en aluminio, el color realza el brillo natural del material. 

FRIOS:

Estos, a diferencia de los cálidos, parecen retroceder y ampliar los espacios, visualmente nos hacen creer que están más atrás y generan tranquilidad, relajamiento, calma y silencio. Cuando se usan en exceso nos pueden hacer sentir que ese espacio tiene poca intimidad, que nos expone y transmite cierta tristeza.

Azul, denota nobleza, es el color del éxito, inmortalidad e inteligencia. Es el color de la aceptación. Transmite frescura, calma y transparencia; muy usado en productos masculinos, y medicina preventiva. Rebajado con blanco llega a un tono pastel que tiende a tener un efecto de sedación, por lo cual es importante realzarlo con colores cálidos, o neutros como el violeta. No es recomendado usarlo en espacios que cuentan con poca luz porque la absorbe y los puede tornar más oscuros.

Verde, es el color de la vida, relacionado con el ciclo vegetal y primaveral. Denota fertilidad y crecimiento, simboliza la paz. Es el color que más fácilmente retiene la retina. Las nuevas ideas se asocian a él. Es efectivo para la comunicación en televisión, casas de salud, publicidades vacacionales, camuflar elementos y revestimientos de superficies y paredes en spas, clínicas y centros de salud.

Blanco, Representa el espíritu sabio, la nobleza, lo bueno, neutral y objetivo. Es un signo de paz. Otorga amplitud a los espacios, higiene y limpieza.

Negro, el color del final, del luto, tristeza, misticismo, a su vez proyecta elegancia y racionalidad, usado cuidadosamente denota lujo. Se usa en espacios que buscan transmitir respeto, ceremonia y elegancia. 

NEUTROS:

Violeta, es un color místico por tradición y  de la realeza, asociado al poder, denota encanto, dignidad y prestigio, ideal para conceptos que quieren reflejar poder. El violeta parece distante o indiferente como si quisiera alzarse por encima de todo, invita al silencio, al recogimiento. Se puede mezclar con un poco de rojo para hacerlo más vital y activo. 

Adicional a todo esto, es importante tener en cuenta el tipo de iluminación que tienen los espacios, ya que esto nos genera una percepción muy diferente, fría, cálida, tecnológica o sofisticada de los espacios y los colores que se exponen en él.